Notas sueltas sobre “Innovación Social”

Por Fernando de la Riva

Notas sueltas, tendidas al sol

Mi amigo Asier Gallástegui recordaba hace poco un taller sobre Innovación Social que facilitamos, a cuatro manos, hace ya un año en Bilbao. Como en otras muchas experiencias formativas en las que uno ha participado a lo largo de tantos años, siempre es mucho más -y más importante- lo que se aprende que lo que se “enseña”, porque la metodología participativa, el aprendizaje colaborativo y el trabajo grupal generan nuevas ideas, cocinan nuevas combinaciones, plantean nuevas preguntas y apuntan nuevas respuestas.

De aquella experiencia me traje unas cuantas “notas sueltas” que resumen las preguntas y respuestas principales que mantengo vivas, a las que sigo dando vueltas, respecto a este viejo/nuevo tema que llamamos Innovación Social (IS) -siempre indefinido, como subraya Asier– y que ahora, cogidas con pinzas, tiendo al sol y al aire para seguir debatiéndolas:

¿Por qué es necesaria la Innovación Social?

  • Porque existen necesidades y problemas sociales -locales y globales- frente a los cuales no sirven las viejas  soluciones. Es sistema se ha agotado, no da más de sí. Enfrentamos retos civilizatorios (en lo social, en lo político, en lo cultural, en lo ecológico, en lo energético, etc., etc.) que requieren poner en marcha toda la inteligencia colectiva, toda la creatividad social que seamos capaces.
  • Porque se detecta un anquilosamiento de las iniciativas, una pérdida del “impulso de cambio” en las organizaciones sociales (no digamos en las Instituciones Públicas), derivados de la profesionalización, el gestionismo, la acomodación… Las viejas instituciones y respuestas también se han agotado. La IS es una condición del futuro.

¿Para qué impulsar la Innovación Social?

  • Para soñar (imaginar) y diseñar COLECTIVAMENTE nuevas –mejores- respuestas y soluciones a las necesidades y problemas sociales de nuestro tiempo y nuestro Mundo Imposible (local-global) que nos permitan construir COLECTIVAMENTE Otro Mundo (local-global) Posible.
  • Para renovar nuestras propuestas (de Acción Social), hacerlas más atractivas para la gente, más eficaces y eficientes (socialmente hablando). Para comprometer e implicar a la ciudadanía en la búsqueda y construcción de las alternativas necesarias.

¿Qué es la Innovación Social?

 

  • La invención y desarrollo de nuevas ideas, estrategias de acción y formas de organización social que permitan mejores respuestas y soluciones a las necesidades y problemas sociales, implicando a la comunidad y mejorando su bienestar y cohesión social, avanzando hacia la felicidad personal y colectiva.

¿Que implica la Innovación Social?

Conocimiento de la realidad, del contexto

  • La Innovación Social siempre es “relativa”, está en relación directa con la situación de partida, con el contexto. Para algunos contextos, la escucha de las personas usuarias de un determinado servicio puede ser absolutamente innovadora (y generadora de nuevos cambios), para otros contextos puede ser algo obsoleto. Por eso no existen las innovaciones “universalizables” (lo que si es universalizable es la innovación), sino que han de partir de cada contexto y adecuarse a él (aunque podamos aprender de todas las experiencias y contextos).
  • También supone encontrar, en medio de las resistencias y dificultades de cada realidad, de cada contexto, los “generadores de cambios”, los factores (elementos, circunstancias, capacidades, condiciones…) capaces de producir transformaciones (Ver teoría del “Centésimo Mono”).

Un conjunto de valores

  • Cooperación, complementariedad, trabajo en equipo, tod+s ganan… La IS se lleva mal con la confrontación y la competitividad, y se lleva bien con la colaboración y la sinergia.
  • Participación, interacción, comunicación, diálogo… que son valores y también métodos para la acción innovadora.
  • El cambio no es un obstáculo, no es una amenza, es una oportunidad, un aliado de la Innovación Social.

Un conjunto de actitudes

  • Sentir, pensar, decir y hacer las cosas (la acción social) de otra forma, apostando por la autenticidad y la creatividad. El papel de la expresión artística, de los otros lenguajes, de los nuevos lenguajes.
  • Atreverse a experimentar, perder el miedo al “fracaso”, disponerse a aprender…
  • Mirar la realidad desde nuevos lugares, nuevas perspectivas, nuevos enfoques, nuevas miradas…
  • CONECTIVIDAD, relación, relaciones, trabajo en red…
  • La OBSERVACIÓN, la ESCUCHA son fundamentales, punto de partida y punto de llegada.

Protagonismo colectivo, apropiación social de los cambios

  • El sujeto y el objeto de la IS es la comunidad social, la ciudadanía (la “cuidadanía”), o sea, las personas usuarias, destinatarias, beneficiarias, las personas miembros de las organizaciones…
  • Una IS se produce… ¿cuando es “diseñada” por sus promotores, o cuando existe una real apropiación social de la misma? ¿Existe Innovación Social cuando se aprueba un nuevo Reglamento de Participación Ciudadana o cuando se aplica? La IS está directamente relacionada con los procesos de apropiación social.
  • Una prioridad –para posibilitar la IS- es la creación, recuperación y facilitación de ESPACIOS DE ENCUENTRO Y CONSTRUCCIÓN COLECTIVA. Son los semilleros, generadores de ideas y de confluencias.

Una atención particular al PROCESO

  • El QUÉ (el resultado, el producto, los cambios…) es fundamental, pero no vale nada, no existe sin el COMO (el método, el proceso PARTICIPATIVO que posibilita su construcción y apropiación colectiva, su aprendizaje).
  • El proceso es el producto (la IS está directamente relacionada con la manera de llevar a cabo los procesos de CONSTRUCCIÓN COLECTIVA  en la comunidad).
  • El método, el proceso (PARTICIPATIVO) permite la CONSTRUCCIÓN COLECTIVA y –por eso mismo- el aprendizaje y la APROPIACIÓN SOCIAL de los cambios, de las innovaciones.

Quienes promueven la Innovación Social

  • Las organizaciones y entidades NO INNOVADORAS, NO pueden impulsar la Innovación Social.
  • Promover la IS, los cambios sociales, supone estar dispuest+s a cambiar nosotr+s mism+s. No existe el cambio social sin el cambio de las organizaciones sociales y de las personas que las forman. No existe IS sin innovación personal.

Apuntes para un método para la Innovación Social (pasos necesarios).

1.    Observación, escucha, lectura de la realidad…. con nuevas miradas, e implicando a los sujetos-destinatarios (INVESTIGACIÓN-ACCION-PARTICIPATIVA). Nos sirven todas las formas, todos los lenguajes, de recogida de información, de fomento de la expresión, observación, escucha, de lectura de la realidad. Los recursos audiovisuales, las TIC…

2.    Identificación de “ámbitos de innovación” (problemas, necesidades, servicios… no resueltos o mal resueltos, obsoletos). También, implicando a los sujetos-destinatarios.  Identificación de “generadores de cambio”.

3.    Imaginación de alternativas,  de todas las posibilidades:

  • Poniendo a funcionar el “pensamiento divergente”
  • Estableciendo relaciones, “copiando”, transfiriendo soluciones de otros ámbitos de acción (naturaleza, empresa, creación cultural, industria, tecnología, gastronomía, etc.)
  • Sin desechar ninguna posibilidad, por “exótica” que parezca.
  • Sin miedo a experimentar, disponiéndonos a aprender de los aciertos… y de los errores.

4.    Análisis de resistencias y oportunidades.

  • Sociales (locales-globales)
  • De las personas sujetos-destinatarias
  • Internas, propias de la organización que promueve, de las personas que formamos la organización.

5.    Elaboración, concrección de innovaciones o cambios posibles.

  • Construcción del “mapa de preguntas” a responder (Qué, como, cuando, donde, con qué, quién, con quien…)
  • ¿Cómo, en qué tareas, se puede implicar a la comunidad?
  • ¿Cómo se puede hacer de otra/s manera/s?
  • ¿Qué espacios y tiempos, que recursos,  que energías,… ya existentes pueden aprovecharse?
  • ¿Cómo sortear o superar las resistencias (de los sujetos-destinatarios, del contexto, de la organización promotora,…)?
  • ¿Cómo aprovechar las oportunidades (de los sujetos-destinatarios, del contexto, de la organización promotora,…)?

Todas esas preguntas, y las respuestas que les demos, deberán permitirnos definir -con la gente- los cambios e innovaciones concretas que vamos a experimentar, a probar, sin miedo al error, sabiendo que los errores son fértiles y llevan en su interior las semillas de nuevas ideas y nuevas experiencias posibles.

(Tras “pasar a limpio” estas notas, leo con renovada atención las sucesivas entradas que Asier le dedica a la IS, llenas de interesantes sugerencias. Me apunto a “entender a la innovación social como un proceso de liderazgo colectivo para el cambio social”. Me parece necesaria esa reflexión y ese debate sobre el concepto y sobre el método. Ojalá que estas notas contribuyan a ello).

Anuncios

Acerca de Fernando de la Riva

Nací en Madrid en la segunda mitad (por los pelos!) del siglo XX. Estudié Historia Moderna y Contemporánea, aunque toda mi vida profesional la he dedicado a la Animación Social y la Consultoría de Organizaciones. Llevo 19 años viviendo en Cádiz. http://www.memoriasdelfuturoimperfecto.blogspot.com
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Notas sueltas sobre “Innovación Social”

  1. morenocrac dijo:

    Me parece de lo más interesante. Creo que la IS se convierte en un indicador de calidad en las organizaciones, aquellas que están dispuestas a incorporar cambios en sus procedimientos, en sus proyectos, en su comunicación. Desde mi punto de vista la IS o es grupal o no es, es decir, o forma parte de un proceso colectivo de intercambio, desde dentro, desde cada persona y con otras o estamos hablando de adherir nuevos procedimientos sin más.

    Comparto la idea de que en cada contexto “lo nuevo” es diferente, pero es curioso cuantas cosas nuevas se parecen. A veces observo como personas de diferentes organizaciones, en campos temáticos diferentes llegan a las mismas conclusiones, utilizando la creatividad y la construcción colectiva.

    Gracias por los aportes.

    • Si, seguramente, desde contextos distintos se puede llegar, muchas veces, a conclusiones muy parecidas.
      Pero creo que no se pueden “quemar etapas”, que no se pueden implantar soluciones “desde arriba” o “desde fuera” -por fantásticas que éstas sean-, que los procesos son fundamentales, permiten la apropiación, el protagonismo de la gente.
      En fin, qué te voy a decir a ti, Antonio: ¿la IS es un QUÉ o es un CÓMO?

  2. Fernando D.H. dijo:

    Se agradecen mucho estas notas sobre la IS, en estos tiempos en los que como tú mismo nos has recordado en otras ocasiones “lo llaman innovación cuando quieren decir tecnología” (Ver en memoriasdelfuturoimperfecto.blogspot.com).

    Creo que la IS tal y como la planteas puede ayudarnos a encontrar algunas de las respuestas que tanto necesitamos en medio de las múltiples crisis en las que nos hayamos metidas, en las que seguimos intentando apretar tuercas a martillazos. Las grandes herramientas que tenemos no están respondiendo a las necesidades colectivas, me refiero a la democracia, a la educación, a la política, a …

    Sólo me pregunto si la IS ¿Es un método, una actitud, una teoría, … o cómo debemos entenderla?

    • Querido Fer,
      Por la pista del comentario anterior, de respuesta al de Antonio Moreno, creo que anda la respuesta.
      En mi opinión la IS es un COMO, más que un QUE.
      Un método, una forma de hacer (sentir, pensar y decir), y por tanto también una actitud -o una suma de actitudes-.

  3. Luis Pablo dijo:

    Me parece un tema muy interesante, y que me genera más preguntas como aporte que el propio conocimiento de algo “nuevo”.
    Para los planteamientos de el hoy, acerca de la necesidad de “cambio social” en mí país, Guatemala, creo que la innovación social puede ser clave para el “cambio social” .
    Por lo que me pregunto ¿que posibilidades hay de hacer investigación en el campo de la salud pública, partiendo de que solo la participación social a través de la ciudadanía puede “solicitar” o “reclamar” al Estado, lo que al mismo le compete en las comunidades?, como las necesidades “sentidas” pueden canalizarse o crear un canal de comunicación sin la innovación social, ¿puedo yo ser un “agente” que a partir de la metodología a mi alcance y tecnología a mi alcance, no solo “ayude” a un colectivo y me ayude a mi mismo a identificar los “generadores del cambio” para que por la innovación social se de un cambio social?
    Estoy cerca de un análisis real o factible?, Gracias y saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s