Sobre la “indignacción” y la acción sociocultural.

Por Antonio Alcántara

Estamos en un momento de cambio en mitad de un cambio de época. En la vieja Europa el discutible bienestar social está siendo desmantelando por el poder político en manos del poder económico.

En un mundo donde cada vez se hacen más evidentes las desigualdades sociales un pequeño porcentaje de personas tienen la mayor cantidad de poder y dinero. El sistema está organizado de modo que imperan valores que empujan al consumismo, al individualismo, a  la jerarquía, a la competitividad y se hace necesario caminar hacia el desarrollo de unas formas de relación sustentadas en la solidaridad, el apoyo mutuo, la cooperación, la  horizontalidad y el diálogo. Es Zigmunt Bauman quien plantea que en un mundo regido por el principio de placer casi sin ataduras, introducir de nuevo la ética es una necesidad  imperiosa. “Poblar el mundo con personas que se interesan por los demás no figura en el   mapa de la utopía consumista.”

Determinados paradigmas están cambiando y debemos profundizar en las maneras de hacer,  pensar y ser diferentes a lo que establece el poder del dinero, y por tanto transformar la  realidad allí donde sea posible, rompiendo las correlaciones de fuerzas provocadoras de las  grandes desigualdades sociales. Es necesario tomar parte y la cultura no es una excepción. Recogiendo las palabras de Gabriel CelayaMaldigo la poesía concebida como un lujo / cultural por los neutrales / que, lavándose las manos, se desentienden y evaden / Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse“.

Siempre he pensado que este nuevo movimiento de indignación es la desembocadura de muchos años de luchas sociales. Pensando, desde que yo soy yo, lo veo como el transcurrir  del mismo río el movimiento vecinal, el movimiento zapatista, el movimiento antimilitarista,  el movimiento de okupación, o el movimiento V de Vivienda. Parece necesario entender que el movimiento de indignadas va más allá de todos los anteriores, que suma y une un montón  de inquietudes diferentes que comparten un mínimo común denominador. ¿Puede ser que estemos ante el punto de encuentro entre el asociacionismo más clásico y los nuevos movimientos sociales?. La chispa que enciende la mecha sale a partir de un libro pequeño de Stéphane Hessel que tiene un mensaje sencillo. “Hemos luchado por tener los derechos humanos universales y debemos movernos para que la política del dinero no nos domine“.

El 15 de octubre de 2011 después de la manifestación con el lema “ Pasamos de la Indignación a la Acción “, que se realiza en más de 80 países del mundo, en la ciudad de Barcelona, en el distrito de Nou Barris y concretamente en el barrio del Verdum se okupa un edificio de nueva construcción que lleva más de 5 años parado y vacío. Es okupado por familias desahuciadas. Nos encontramos ante un elemento muy importante. La ciudadanía pierde el miedo a la acción y entiende que su problema, en este caso el de la vivienda, no es individual sino que es colectivo y por tanto la solución debe ir en la misma línea.

Las organizaciones sociales y culturales sin ánimo de lucro que han estado trabajado durante estos años han pasado de una situación donde tenían claros los equilibrios que debían realizar para sobrevivir, a ahogarse en un nuevo mundo donde sus puntos de apoyo ya no existen o a reinventarse en un contexto cambiante. Así nos encontramos ante lo que será un nuevo paradigma todavía en proceso de definición y aquí apunto algunos elementos que deben permitir adentrarnos:

Lo que hemos entendido por “público” hasta ahora tambalea. Lo dirigido a toda la  ciudadanía con sentido de servicio que cubre una necesidad y que en la mayoría de casos es controlado e impulsado desde las administraciones. Podemos escuchar al gobierno catalán diciendo que la enfermedad de una persona es algo privado por lo tanto no debe ser   cubierto por un servicio público. “No es un derecho sino un bien privado“. Debe ser pagado por el particular.

Debemos construir un nuevo concepto que se acerque a la idea de colectivo, de cooperativa, de comunidad que se organiza alrededor de una necesidad social y común escapando de la lógica de mercado y de consumo. No es nada innovador, pero sí es necesario. Encontramos claros ejemplos en nuestra historia y en nuestro presente. Algunas han sobrevivido al paso del tiempo con mucha fuerza como son las cooperativas de defunciones o las vocalías de enterramientos. Sus miembros pagan una pequeña cuota al año y cuando muere uno de ellos, con esta aportación, los costes del entierro están cubiertos. Todo desde el voluntariado y el apoyo mutuo. En la zona del Vallès Occidental a través de la Coordinadora de Vocalías de Entierro dan servicio, desde el voluntariado, a más de 75 mil personas. ¿Dónde quedan las aseguradoras? ¿Dónde queda la  especulación del dinero? Este es un ejemplo pero que también pasa con elementos de la vida como la educación, la cultura, el ocio, la movilidad o la alimentación entre otros. Son  sistemas de de autoorganización que luchan contra la exclusión social y por una mejor  calidad de vida.

A la vez existe una mayor cantidad de personas y colectivos organizados. Intentando ponerse de acuerdo de una manera horizontal, sin representante e intentando dar voz al mayor número de personas e inquietudes. Hemos visto asambleas multitudinarias,  trasladadas de las céntricas plazas a las barriadas. Muchas de estas personas se acercan por primera vez en estos métodos y muchas otras deben romper con dinámicas de trabajo muy personalizadas anquilosadas por el paso del tiempo. Es un nuevo hecho que abre la necesidad de formación asamblearia, de adquisición de herramientas comunicativas y de espacios de encuentro.

La necesidad de una formación asamblearia o de organización horizontal y la formación en nuevas herramientas comunicativas se cogen de las manos a través del uso creativo las nuevas tecnologías y los nuevos sistemas de comunicación. Estos medios están sirviendo para generar contenidos multimedia a la vez que para definir nuevas formas de participación y comunicación social. Es Fernando Domínguez quien plantea “que en la Sociedad de la Información es de esperar que las TIC jueguen un papel importante en los procesos sociales, y así está siendo. Por un lado buena parte de las convocatorias, se han extendido por las redes sociales en Internet, pero también la información, el debate y la propia organización se apoya en herramientas tecnológicas, por lo que han proliferado: grupos y páginas en Facebook, bloques de las acampadas y asambleas locales, foros, listas de correo, grupos en comunidades virtuales de vídeo o fotografía o grupos en redes virtuales alternativas a las comerciales como N-1, nuevas herramientas para recoger propuestas (Q2A como el desarrollado propongo.tomalaplaza.net) “. Así se extienden los cursos y talleres  donde adquirir herramientas que permitan estas nuevas formas de organización y comunicación. Debemos tener presente que es un trabajo de fondo que va más allá de un mensaje instantáneo en la red. Cambios profundos alrededor de herramientas prácticas que deben sustentarse en actitudes y valores que favorecen la comunicación, el intercambio y la construcción colectiva.

Los espacios de encuentro aparecen como lugares fuera del control de la administración donde construir la participación fuera de la lógica de los partidos políticos o gobiernos. Como dice David Fernández “al poder sólo le interesa que los jóvenes participan únicamente como ellos quieren que participen.” La propia ley de 33/2010, de 1 de octubre, de Políticas de Juventud de la Generalitat de Cataluña dice “La Administración de la Generalitat ha de estar atenta a las nuevas formas de participación juvenil que puedan aparecer, para valorar si es conveniente o no fomentarlas.” Está claro, los espacios de encuentro deben ser autónomos. La red virtual lo permite y las relaciones interpersonales y directas también.

Ante esto la acción sociocultural tiene mucho que decir y hacer. Pere Soler habla de Animación Sociocultural y la define “como una metodología de acción y intervención socieducativa que a partir del protagonismo y la participación de la comunidad busca su desarrollo comunitario y cultural.” Y de una manera muy clara Antonio Moreno explica la relación ente lo que esta pasado estos meses y la acción sociocultural cuando dice “estamos en una asamblea y alguien modera, otra persona toma actas, se crean comisiones de  mediación, respeto, extensión en barrios, cuando nos sentamos en círculo, reconocemos prácticas que desarrollamos desde los espacios de educación no formal, desde las iniciativas de ocio y tiempo libre basadas en la educación en valores, desde los procesos de  participación juvenil, desde tantas y tantas iniciativas dispersas que durante años son un referente del aprendizaje para la vida de muchas personas que hoy protagonizan este movimiento. Hoy nos es más fácil encontrar sentido a lo que hacemos. ”

Por lo tanto delante de los elementos que definen esta nueva situación y delante de la acción sociocultural hemos de poner luz sobre los centros socioculturales con funcionamiento autónomo. Es Kiko Amat quien dice “algunas pequeñas islas de autogestión sobreviven aún en la ciudad, centros sociales independientes, no dirigidos por “el mercantilismo o el clientelismo”, dedicados en cuerpo y alma a la gestión sociocultural de sus vecinos y juventud. Sí, jóvenes de la era del Ipod, logo esponsorizado, red social y todo-va-bien-si-tengo-mis-nuevas-zapatillas: hay otra manera de hacerlo sin enriquecer a cuatro ogros avariciosos, aunque parezca imposible y ustedes no lo hayan visto de forma práctica en ninguna parte. Hay un entramado de personas (no logos, no empresas, no lobbys) que viven por ofrecer una alternativa auténtica, organizando conciertos, realizando talleres de karate o gralla, dando charlas y enseñando a la gente a cantar […] algunos ateneos , espacios jóvenes y centros dependen por un parte del dinero público (subvenciones) y otra parte de su presupuesto anual es autogestionado (sacando dinero de debajo de las piedras). Y al mismo tiempo existen otros espacios libres y populares que funcionan totalmente mediante la autogestión y la cuota de socios. ”

Ante estos nuevos hechos la intervención sociocultural se presenta como herramienta necesaria para este nuevo paradigma dibujado por la “indignacción” y a su vez la  “indignacción” se convierte en una fuente de renovación para la acción sociocultural. Esta simbiosis ha de generar sinergias que permitan a las personas y los colectivos organizarse y actuar como protagonistas de su realidad, compartiendo un punto de partida y un destino  común. Debe generar nuevos, o aprovechar si ya existen, espacios de formación, creación y difusión compartiendo herramientas de organización asamblearia, nuevas tecnologías y  comunicaciones, y debatiendo y creando nuevos marcos de actuación. La intervención  sociocultural en los barrios, los pueblos, en las asociaciones, en las calles y plazas siempre ha sido una herramienta que ha facilitado la interrelación entre personas y colectivos desarrollando actitudes y valores de solidaridad, apoyo mutuo, cooperación, horizontalidad, y diálogo para la transformación social. Por lo tanto, si siempre han sido necesarias, ahora en la indignación son imprescindibles.

Antonio Alcántara Alcántara

Educador Social

jeselito@gmail.com

http://educaciotransformadora.wordpress.com/

Bibliografía

Abián, Pilar. (2010). La Coordinadora de vocalies d’enterrament marca les estratègies a seguir. L’AV de Can Sant Joan compta amb 3. 851 persones inscrites a la secció. La Veu.cat.

http://www.laveu.cat/NOTICIES/default.cfm/ID/13551/T/la-coordinadora- vocalies-enterrament-marca-estrategies-seguir.htm

Amat, Kiko (20011). “Sant Ateneu contra el dragón o como los centros socioculturales serán la muerte de JaBuLon” en Bendito Atraso. La página de Kiko Amat

http://www.kikoamat.com/web/2011/05/san-ateneu-contra-el-dragon-o-como-los-centros-sociales-seran-la-muerte-de-ja-bul-on/

Celaya, Gabriel. (1955). “La poesía es un arma cargada de futuro” del llibre Cantos iberos.

http://www.gabrielcelaya.com/

Domínguez, Fernando. (2011). Creatividad, Generación Net y 15M en el blog Post-Tcs

http://pedernal.org/mastercer/files/2011/10/Creatividad-GNet-y-15M.pdf.

Fernandez, David. (2008)”Movimento okupa: entre el ’estigma, la ruptura y la alteridad” al llibre La accion política desde la comunidad. Editorial GRAO

Hessel, Stéphane ; Sanpedro, Jose Luis. (2011). “Indignaos”. Editorial Destino

Moreno, Antonio (2011) “Imprescindible para otro mundo posible (de la indignación juvenil al aprendizaje de la participación)” en el blog Participasion Un blog colectivo sobre Participación y Ciudadanía.

https://participasion.wordpress.com/2011/07/26/imprescindible-para-otro-mundo-posible-de-la-indignacion-juvenil-al-aprendizaje-de-la-participacion/#more-487

Llei de 33/2010, de l’1 d’octubre, de polítiques de joventut de la Generalitat de

Catalunya. Capítol IV, secció 2, article 42.5

Quintà, Alfons. (2001). “Sanitat i indecència antidemocràtica”. Diari de Girona.

http://www.diaridegirona.cat/catalunya/2011/10/27/sanitat-indecencia-antidemocratica/525171.html

Alcántara, Antonio; “Educando desde y para personas libres en los centros socioculturales” en el blog Educació Transformadora.

http://educaciotransformadora.wordpress.com/2011/04/02/educando-desde-y-para-persona-libres/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Sobre la “indignacción” y la acción sociocultural.

  1. Pingback: Sobre la “indignacción” y la acción sociocultural. « Redasociativa RAS

  2. Pingback: El #15M es más que una pataleta « educaciotransformadora

  3. Pingback: El #15M es más que una pataleta. | Participasión

  4. Pingback: El #15M es más que una pataleta. | Participasión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s